top of page
  • Writer's pictureGBT

Todo lo que debes saber sobre los diferentes tipos de conectores para cargar tu vehículo eléctricos!



Los conectores para cargadores eléctricos son una parte esencial del proceso de carga de vehículos eléctricos. Existen diferentes tipos de conectores que varían según el país, la marca y el modelo del vehículo. En este artículo, explicaremos los tipos de conectores, las diferencias entre ellos y las normativas que se aplican.


Tipos de conectores para cargadores eléctricos

  1. Tipo 1 (J1772): Este tipo de conector se utiliza principalmente en Norteamérica y Japón. Tiene una configuración de pines de 5 y una corriente máxima de 80 A. El voltaje máximo es de 240 V y la potencia máxima es de 19.2 kW.

  2. Tipo 2 (Mennekes): Este conector es el más utilizado en Europa y se caracteriza por su configuración de pines de 7. La corriente máxima varía según si se trata de una conexión trifásica (63 A) o monofásica (32 A). El voltaje máximo es de 480 V (trifásico) o 240 V (monofásico), y la potencia máxima es de 43.5 kW.

  3. Tipo 3: A diferencia de los conectores anteriores, el Tipo 3 tiene una configuración de pines de 5 y se utiliza principalmente en Francia. La corriente máxima es de 32 A, el voltaje máximo es de 250 V (monofásico) o 480 V (trifásico), y la potencia máxima es de 7.2 kW.

  4. CHAdeMO: Este conector se utiliza principalmente en Asia y es conocido por su alta potencia de carga rápida. Tiene una configuración de pines de 9 y una corriente máxima de 125 A. El voltaje máximo es de 500 V y la potencia máxima es de 62.5 kW.

  5. CCS (Combined Charging System): Este conector es el más utilizado en Estados Unidos y Europa para la carga rápida. Tiene una configuración de pines de 7 (Tipo 2) más 2 pines adicionales para la carga rápida. La corriente máxima es de 500 A en la carga rápida, el voltaje máximo es de 1000 V en la carga rápida y la potencia máxima es de 350 kW.

  6. GB/T (Guobiao/Tuijian) conector que tiene dos tipos de configuraciones de pines: la primera es la configuración de pines de carga rápida de siete pines, que se utiliza para la carga de corriente continua (CC), y la segunda es la configuración de pines de carga lenta de cinco pines, que se utiliza para la carga de corriente alterna (CA). La corriente máxima para la carga rápida de siete pines es de 200 amperios y la corriente máxima para la carga lenta de cinco pines es de 32 amperios.



Protocolos de comunicación


Además de las características técnicas, cada conector tiene su propio protocolo de comunicación entre el vehículo y el cargador. Estos son algunos de los protocolos más comunes:

  1. Tipo 1 (J1772): El protocolo de comunicación es SAE J2847/2, y la velocidad de comunicación es de 1.2 kbps.

  2. Tipo 2 (Mennekes): El protocolo de comunicación es IEC 61851-1, y la velocidad de comunicación es de 1.2 kbps.

  3. Tipo 3: El protocolo de comunicación es IEC 61851-1, y la velocidad de comunicación es de 1.2 kbps.

  4. CHAdeMO: El protocolo de comunicación es CHAdeMO 1.0, y la velocidad de comunicación es de 500 kbps.

  5. CCS (Combined Charging System): El protocolo de comunicación es ISO 15118, y la velocidad de comunicación es de 100 kbps.

  6. GB/T: Una de las características más importantes del conector GB/T es su sistema de comunicación bidireccional, que permite una carga más precisa y eficiente, con un sistema de autenticación que permite la identificación del vehículo y el cargador, garantizando que el vehículo esté conectado a un cargador compatible y evitando la posibilidad de dañar la batería.

En resumen, los diferentes tipos de conectores para cargadores eléctricos ofrecen diversas opciones para la carga de vehículos eléctricos, dependiendo de la región geográfica y la necesidad de carga rápida o convencional. Además, cada tipo de conector tiene su propio protocolo de comunicación para garantizar una carga segura y eficiente.


Es importante tener en cuenta que la elección del tipo de conector adecuado dependerá de las características técnicas del vehículo, así como de las necesidades del propietario. También es fundamental que se cumplan las normativas de seguridad y compatibilidad para evitar riesgos en la carga y daños a los vehículos.


Por otro lado, es importante destacar que la carga de vehículos eléctricos tiene un impacto en el proceso de gestión de las baterías. Una carga adecuada, respetando los tiempos de carga y las especificaciones técnicas, puede prolongar la vida útil de las baterías y optimizar el rendimiento del vehículo. Además, algunos tipos de conectores, como CHAdeMO y CCS, ofrecen opciones de carga rápida que permiten recargar las baterías en tiempos reducidos.


Cada protocolo de comunicación entre el vehículo eléctrico y el cargador tiene sus propias medidas de seguridad para proteger la batería durante el proceso de carga y evitar cualquier daño por sobrecarga.


Por ejemplo, el protocolo de comunicación CHAdeMO utiliza un sistema de comunicación bidireccional que permite al cargador y al vehículo comunicarse entre sí durante todo el proceso de carga. Esto permite una carga más precisa y evita la sobrecarga de la batería. Además, este protocolo también tiene medidas de seguridad adicionales, como la capacidad de interrumpir la carga en caso de un fallo en el sistema o si se detecta una sobrecarga en la batería.


Por otro lado, el protocolo de comunicación CCS también cuenta con medidas de seguridad para proteger la batería durante el proceso de carga. CCS utiliza un sistema de comunicación de alta velocidad para permitir una carga rápida y eficiente, y cuenta con un sistema de protección de sobrecarga que detecta y previene cualquier posible daño a la batería.


El protocolo de comunicación Tesla Supercharger utiliza un sistema de comunicación similar al de CHAdeMO y CCS, que permite una comunicación bidireccional entre el cargador y el vehículo durante todo el proceso de carga. Además, este protocolo también cuenta con un sistema de gestión de carga que ajusta la velocidad de carga en función de la temperatura de la batería, lo que garantiza que la batería se cargue de manera segura y eficiente.


En general, cada protocolo de comunicación tiene sus propias medidas de seguridad para garantizar una carga segura y eficiente de la batería. Estas medidas incluyen la comunicación bidireccional entre el cargador y el vehículo, la detección de sobrecarga y la capacidad de interrumpir la carga en caso de fallos en el sistema. Esto hace imposible cualquier daño por sobrecarga a la batería, lo que garantiza una carga segura y prolonga la vida útil de la batería.


En conclusión, la elección del tipo de conector y la gestión adecuada del proceso de carga son fundamentales para garantizar una carga segura, eficiente y óptima para los vehículos eléctricos. Es importante estar informado sobre las características técnicas y normativas de cada tipo de conector y seguir las recomendaciones del fabricante para el cuidado y mantenimiento de las baterías. La carga de vehículos eléctricos es una tecnología en constante evolución, y la elección adecuada de los conectores y protocolos de comunicación puede marcar la diferencia en la experiencia de carga y el rendimiento del vehículo.

510 views0 comments
bottom of page